Archivo mensual: abril, 2012

Pedidos, puntos de venta y avance de regalo

Lo prometido es deuda. En la columna de la derecha encontrarán una sección de “Pedidos, contactos y puntos de venta.”, en la que encontrarán toda la información al respecto. Los pedidos online deben… Sigue leyendo

Querido diario: It’s ALIVE!!!

M.E.T.A ya está en la calle. Y en sus primeras 24 horas de vida ya le ha dado tiempo a hacer algunas cositas. Como tomar sus primeras cañas en mala compañía y ya… Sigue leyendo

Un primer vistazo

M.E.T.A. se ve tal que así: Y salvo incendio de última hora en la imprenta, estará disponible a partir de la próxima semana.

Una introducción propioceptiva

Cuando, créeme, cuando una moneda de 25 pesetas daba para terminar sin haber continuado, créeme amigo, tú lo sabes, eso era pura magia. Eso elaboraba las categorías actuales de mito que pueblan tu… Sigue leyendo

El sabor de las cosas

El sabor es el sentido emulador por excelencia. Solo el veinte por ciento de lo percibido como “sabor” es información directa procedente de la lengua, el resto es una adaptación de los olores… Sigue leyendo

Una introducción sónica

Hablemos de ruido. Porque, seamos francos al menos durante unos momentos, últimamente cuesta demasiado escuchar la música, es ruido todo lo que nos rodea. Distorsión donde debería haber vibración. Demasiado ruido, demasiada opinión… Sigue leyendo

Una introducción táctil

Botones, gatillos, sticks… Tendinitis, epicondilitis, síndrome del túnel carpiano… Ya en los años ochenta del siglo anterior se definió cierta patología como Pulgares de Nintendo; hoy en día, un paranoico grito en el… Sigue leyendo

Domingo de resurrección

  M.E.T.A. también practica la resurrección, aunque no por motivos religiosos.

¡Spoiler!

Mario NO ESTARÁ en M.E.T.A. Un cambio en su contexto le ha obligado a  meditar profundamente acerca del sentido último de sus actos.

M.E.T.A. Una introducción perfumada

Hablemos de olores. Hay olores que se han perdido para siempre. Los salones recreativos, por ejemplo, y su peste a tabaco y a sudor adolescente. Allí aprendimos a fumar tras una máquina donde… Sigue leyendo